Un árbol de luto, brotes que bailan, fantasmas, historias y semillas olvidadas. Este es el último intento de una familia mexicana de cultivar la tierra

Por: Prensa y Difusión XI Encuentro

Titixe »las sobras«, como se conoce en México al concepto de “pepenar”  los restos de una cosecha por gente que no cuenta con tierras propias, es el primer largometraje de la realizadora mexicana Tania Hernández Velasco. El filme es un poético e íntimo homenaje al abuelo fallecido de la directora, su legado de sabiduría en el campo y el intento por salvar las tierras con una última siembra.

Un documental estremecedor y sensible que mezcla la relación entre la naturaleza: cielo y tierra. Su espiritualidad, memoria y representación viva de aquellos que labran la tierra y han sido tan invisibilizados. La autora rescata sus rostros, recuerdos y esperanzas con una profunda admiración y respeto.

Still Titixe 3

 

Este es un mosaico intimista de la cosecha final de una familia en un país que ha dado la espalda a su campo.

Tania Hernández Velasco comenta en entrevista para la edición 28 del Festival de Cine Latinoamericano de Biarritz.

Una propuesta visual natural saturada de colores que muestra paisajes que podrían considerarse sobrenaturales.

El simbolismo de la muerte, vista como luto familiar y el olvido del trabajo en campo que se traduce en el trato esclavizante y mal pagado de los campesinos. Sin lugar a dudas, un documental necesario e imperdible durante el festival de Contra el Silencio Todas las Voces.

 

Titulo del documental: TITIXE
DIRECCIÓN, fotografía y edición: TANIA HERNÁNDEZ VELASCO
Duración:  62 min.
País: méxico
AÑO: 2018
CON LA PARTICIPACIÓN DE: Yolanda Velasco Juárez, Concepción Juárez Zárate, Abel Velasco Orea, Abel Velasco y Valentín Velasco Orea
PRODUCCIÓN: Tania Hernández Velasco CO-PRODUCCIÓN Rosa Galguera Ortega
PRODUCCIÓN ASOCIADA: Yolanda Velasco Juárez, Miguel Hernández Enciso, Jorge Bolado, Eduardo Palenque
PRODUCCIÓN EJECUTIVA: Nael Gharzeddine, Iván Löwenberg
SONIDO Y DISEÑO SONORO: Mariana Rodríguez Alcocer
EDICIÓN ADICIONAL: Eduardo Palenque MÚSICA Jorge Bolado
MÚSICA ADICIONAL : Mario Bringas
CORRECCIÓN DE COLOR:  Hans Bruch Jr. SOUND MIX Manuel Aguirre
SUPERVISIÓN MUSICAL: Fernando Heftye
DISEÑO GRÁFICO: Juan Arturo García
Cartel Titixe

Sinopsis:

El último campesino de una familia mexicana ha muerto y con él se ha ido toda sabiduría para trabajar la tierra. Sin experiencia agrícola, su hija y su nieta (la directora de esta película) intentarán una última siembra para convencer a la abuela de quedarse con el terreno familiar. Juntas encontrarán los vestigios –el titixe– de este hombre y su trabajo: brotes que bailan al son de norteñas, un árbol de luto, el lenguaje de las nubes, fantasmas, historias y muchas semillas. Este es un mosaico intimista de la cosecha final de una familia en un país que ha dado la espalda a su campo.

 

Semblanza:

tania hernández velasco

Estudió una Licenciatura en Cine en la Ciudad de México (Centro de Diseño, Cine y TV), así como un Master en Documental de Creación y un Posgrado de Montaje en Barcelona (ambos en la Universitat Pompeu Fabra).

En 2019, fue seleccionada como Professional Development Fellow en el Seminario Flaherty (Flaherty Institute)  y galardonada con el Charles C. Guggenheim Emerging Artist Award (Duke University – Full Frame Documentary Film Festival).  Fungió como directora, productora, fotógrafa y editora en su primer largometraje, Titixe, el cual ha sido exhibido en más de cuarenta festivales internacionales y recibido múltiples premios.

FILMOGRAFÍA:

  • Hace Mucho que no sueño que vuelo / 7’ / México / 2014 / Documental estrenado en ZagrebDox, 2014
  • Playing 25 / 13’ / Serbia / 2014 / Documental
  • Ligths of a feather / 22’/ México-Noruega-Portugal / 2013 / Documental estrenado en el Festival de Cine de San Sebastián, 2013

Tania Hernández, realizadora

nota de la directora:

Hace ocho años, mi abuelo me confesó que le hacía triste que nadie de su descendencia se hubiera interesado en cultivar la tierra como él. La confidencia me sorprendió, la generación de mi madre emigró a la ciudad y yo crecí sin conexión a nuestro pasado rural. Le contesté que me gustaría ir con él a su terreno y que me enseñara a hacer las cosas crecer. Le sugerí hacer una película juntos y él se emocionó. Pero yo dejé que pasaran los años sin venir hasta que él murió. Fui a su terreno con mi madre (y mi cámara) a despedirme antes de que la abuela lo vendiera. Juntas lloramos frente al terreno vacío. Lloramos al abuelo, pero también por perder al majestuoso paisaje; a las abejas, grillos y pájaros; a la tierra negra esperando semilla. A Mamá entonces se le ocurrió intentar una última siembra de frijol con sus ahorros.

¡Tal vez así podríamos convencer a la abuela de que conservase el terreno! ¡Tal vez así yo podría grabar aquello que mi abuelo me quiso haber enseñado!

 

Comenzamos a trabajar en la tierra y el paisaje se fue llenando de color y vida; de la sensibilidad de mi madre; del sentido del humor de mi abuela; de la experiencia y el trabajo de mi tío Abel. Pero mientras la belleza de las plantas se desplegaba ante nosotras, la amenaza constante de fracaso y la áspera realidad agrícola en México emergió sin piedad.

Para mí, es crucial vincular nuestra pérdida a un despiadado contexto contemporáneo (compartido por muchos rincones del sur global); un contexto de abandono, violencia y desprecio a los campesinos, a su trabajo y a su visión del mundo.

Still Titixe2

FESTIVALES:

Seleccionado y premiado en más de treinta festivales nacionales e internacionales.

 

sitio web: tania hernadez velas

Síguelos en: facebook y twitter

Selección Oficial XI Encuentro 

Categoría: vida cotidiana

También puedes leer:

 

#Selección2020 #ContraelSilencio